📢 Nuevas convocatorias 2021 de IMÁN de ideas e IMPULSO pymes

Grupo Antolin, Aciturri, Gonvarri, Pascual y Fundación Caja de Burgos, socios promotores de POLO positivo, han renovado su compromiso para acelerar proyectos de emprendedores y pymes en el sector industrial.

Así, POLO positivo ha presentado las nuevas convocatorias de dos de sus programas: IMÁN de ideas e IMPULSO pymes. La recepción de proyectos para formar parte de ambas iniciativas estará abierta hasta el 31 de diciembre de 2021.

Cabe recordar que cada uno de estos programas tiene objetivos diferenciados. Por un lado, IMÁN de ideas favorece el nacimiento de proyectos empresariales de ámbito industrial, tecnológico o de servicios de apoyo a la industria, con una oportunidad de mercado identificada. Estos proyectos deben desarrollarse, ponerse en funcionamiento y generar empleo en la provincia de Burgos.

De otro lado, el objetivo de IMPULSO pymes es fortalecer el tejido empresarial de la provincia de Burgos mediante el apoyo a pequeñas y medianas empresas ya constituidas con más de tres años de antigüedad, con potencial de crecimiento y mejora de capacidad competitiva que hayan identificado una línea o proyecto de crecimiento orientado a ser más rentable, crecer, generar empleo o internacionalizarse.

 

‘IMÁN de ideas’, incubación y aceleración con valores

Este programa, a cuya primera convocatoria se presentaron un total de 45 proyectos, pone a disposición de los emprendedores: espacios de trabajo, alojamiento temporal para los no residentes en Burgos, mentorización especializada, herramientas para el desarrollo del plan de empresa y acceso a fuentes de financiación.

Y, sobre ello, las entidades promotoras quieren transmitir un conjunto de valores para potenciar la sostenibilidad, eficiencia, perseverancia, austeridad, honestidad y audacia, y, mediante la movilización de recursos, promover el desarrollo de proyectos escalables que se conviertan en fuente de empleo directo en el entorno de Burgos.

Los proyectos deben ofrecer una respuesta innovadora a una necesidad o expectativa del mercado identificada, pudiendo centrarse en el producto o servicio, el proceso, la organización, la comercialización… En este sentido, las propuestas de negocio planteadas deben incorporar el criterio de sostenibilidad. Se priorizarán aquellos proyectos de innovación que impacten positivamente en uno o más de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible e impulsen la difusión de la Agenda 2030.

 

El potencial de crecimiento de ‘IMPULSO pymes’

Los destinatarios de IMPULSO pymes son empresas con más de tres años de antigüedad del sector industrial, tecnológico o de apoyo a la industria, cuyo tamaño va desde los 30 a los 80 trabajadores, y con una cifra de negocio o de balance menor de 10 millones de euros. Desde POLO positivo se les facilita la definición del plan de crecimiento, la financiación de los planes de acción derivados, préstamos participativos de Fundación Caja de Burgos (hasta 100.000 euros) y búsqueda de otras alternativas complementarias (Investor Day, canales tradicionales y la posibilidad de participación de las empresas promotoras), así como la capacitación de los puestos clave con un programa de formación de directivos.

Los criterios de participación en el programa deben responder a lo siguiente: ser empresas innovadoras, con capacidad de internacionalización y crecimiento.

Los emprendedores y pymes que participen en los programas de aceleración de POLO positivo tendrán a su disposición las nuevas instalaciones de la Fundación Caja de Burgos habilitadas en su Centro de Dinamismo Empresarial, en pleno centro de la ciudad.