“Sin IMÁN de ideas BeMetrics se hubiese quedado en un cajón”

BeMetrics fue el primer proyecto de emprendimiento seleccionado por el comité de dirección de POLO positivo para entrar a formar parte del programa IMÁN de ideas, en la convocatoria del año 2019.

Tras detectar una necesidad importante, la de anticiparse a las incidencias en los procesos productivos del entorno industrial, la propuesta de BeMetrics consistía en el desarrollo de un software enfocado al mantenimiento predictivo de maquinaria.

La metodología de trabajo de esta startup gira en torno al machine learning o aprendizaje automático que una máquina o software realiza gracias a la inteligencia artificial. Esta tecnología permite, por un lado monitorizar la maquinaria industrial para mejorar procesos productivos y, por otro, anticipar averías, acciones de mantenimiento y otros procedimientos gracias al almacenamiento de datos en sus sistemas.

Tal como resumen desde la compañía, el valor añadido de su propuesta es que “permite un mantenimiento predictivo industrial mediante el procesamiento de millones de datos y a través de soluciones avanzadas de ‘machine learning’, ‘deep learning’ e inteligencia artificial”.

Hemos hablado con Javier López, CEO de BeMetrics, para analizar su experiencia en el programa IMÁN de ideas de POLO positivo y hacer balance de lo que ha supuesto para su proyecto el paso por la aceleradora.

¿En qué punto se encontraba vuestro proyecto antes de entrar a formar parte del programa IMÁN de ideas?

Nuestro proyecto no era más que una idea bien formada en la que llevábamos tiempo trabajando, pero veíamos imposible, a nivel comercial, llevarla a un mercado tan complejo como es el industrial.

¿Habéis tenido oportunidad de aplicar vuestra solución de machine learning en alguna de las entidades promotoras de POLO positivo?

Hemos trabajado con prácticamente todos los socios promotores de POLO positivo. En cada caso hemos llegado hasta diferentes fases, desde presentar nuestros servicios, hasta llegar a procesar y analizar gran cantidad de datos de sus máquinas.

¿Cómo valorarías la experiencia en IMÁN de ideas? ¿Os ha ayudado a crecer en algún campo en concreto?

Desde luego que si no hubiésemos participado en IMÁN de ideas, BeMetrics no existiría y se hubiese quedado en un cajón. El ir de la mano de empresas de primer nivel y recibir la mentorización de POLO positivo ha sido lo que necesitábamos para convertir un proyecto en un producto y posteriormente en una empresa. El hecho de contar en edades tempranas con casos de éxito destacables lo es todo para una startup.

«El ir de la mano de empresas de primer nivel y recibir la mentorización de POLO positivo ha sido lo que necesitábamos para convertir un proyecto en un producto y posteriormente en una empresa».

¿Habéis sufrido el impacto o parón provocado por el COVID?

El impacto por la crisis del COVID ha sido grave dentro de BeMetrics. Con el estado de alarma, el 100% de nuestros clientes paralizaron su actividad y con ello todas las iniciativas de I+D en las que estábamos trabajando.

Que suceda algo así a una empresa con larga trayectoria supone un verdadero problema, pero a una startup en plenas negociaciones con fondos de inversión… El quedarnos de la noche a la mañana sin clientes fue un golpe en la línea de flotación y tuvimos que poner toda la compañía en standby.

Tras vuestra experiencia, ¿qué consejo le darías a aquellos que están en fase inicial de emprendimiento en el sector IT y de la innovación?

Si tienes una idea, se ágil a la hora de validarla, no solo a nivel técnico sino a nivel comercial, que al final es lo más importante. Y si los resultados son positivos, no lo dudes, ¡lánzate y lucha por ello!